¿Cómo desarrollar el tercer ojo?

| 13 agosto, 2018 | Sin categoría | No Comments

Todo trabajo espiritual auténtico tiene como propósito primordial encontrar al SER SUPERIOR, y las técnicas clairvisión no son una excepción. El propósito esencial del proceso es (ser más). Es frecuente oír que los seres humanos solamente utilizamos una pequeña fracción de nuestro potencial. Nuestra vida está confiada dentro de un rango limitado de pensamientos, emociones, sensaciones y otras modalidades de existencia consciente y, aún así, en la mayoría de los casos permanecemos completamente inconscientes de dichas limitaciones.

La metáfora platónica de la caverna, a pesar de haberse formulado hace veinticuatro siglos sigue estando vigente: si siempre se ha vivido dentro de una caverna oscura, la caverna no es una caverna, sino el universo entero. No podemos siquiera concebir las maravillas que no esperan en el caso que salgamos y caminemos por el mundo real. El trabajo sugerido trata todo él de salir de la caverna y comenzar a contemplar la magnificencia del mundo tal y como se ve desde el tercer ojo.

En la India, el coco es un fruto considerado de profunda significación simbólica, el cual se emplea en rituales de fuego, ya que tiene (tres ojos). Dos de ellos son (ciegos), es decir, no pueden alcanzar la leche, mientras que el tercero, en el centro se abre al interior del fruto. De modo semejante, el tercer ojo es, fundamentalmente, la puerta conduce a los mundos interiores. Por lo tanto, éste ojo permite llegar a conocerse a uno mismo con una profundidad que sobrepasa todos los métodos convencionales de la psicoterapia, o cualquier método basado en el análisis con la mente discursiva.

Desarrollar el tercer ojo es una forma directa de expandir nuestro universo consciente y de descubrir nuestros valores esenciales, para así poder desentrañar nuestro propio misterio.Además es sencillo. Sencillo no significa necesariamente fácil, pero este trabajo no precisa de ninguna teoría complicada ni de discusiones prolongadas.Su dirección es esencialmente experiencial, dado que el propósito es claramente el de ser más.  Y ser es la cosa más sencilla del mundo. Una constante preocupación es relacionar la teoría con la experiencia, así como proporcionar técnicas y claves que permiten que la percepción pueda ser efectuada por uno mismo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.